MARÍTIMO - PORTUARIO |

UGT solicita el reconocimiento de coeficientes reductores de la edad de jubilación o anticipación de la misma para los buceadores profesionales

16/03/2016 | Sector Federal Marítimo-Portuario

El pasado día 11 de marzo, el Sector Marítimo Portuario presentó ante el Instituto Social de la Marina, para su traslado a la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social, la solicitud de reconocimiento de coeficientes reductores de la edad de jubilación o anticipación de la misma para el colectivo de buceadores profesionales.

Así mismo, dicho Sector, encabezado por su Secretario Federal –José Manuel Pérez-Vega-, mantuvo una reunión con la Subdirección del citado Instituto –puesto que el citado colectivo se encuentran desde recientes fechas encuadrado dentro su ámbito de actuación, habiendo sido también instada dicha inclusión por parte de este Sindicato-, donde se le  expuso las causas por las que entendemos que resulta de justicia el reconocimiento de mecanismos para permitir para anticipar el acceso a la jubilación a este colectivo.

Como resumen del amplio dossier entregado, señalar que la causa que justifican esta solicitud es que el desarrollo de la citada actividad está sujeto a unas condiciones de trabajo de riesgo, que conllevan una especial penosidad, peligrosidad o toxicidad, siendo una de las actividades de mayor siniestralidad en relación con el número de trabajadores y así está contemplada legalmente al encontrarse incluida como actividad especialmente peligrosa en el Reglamento de Servicios de Prevención, así como en el Real Decreto 1627/1997 por el que se establecen disposiciones mínimas de seguridad y salud en las obras de construcción y ser reconocidas  como enfermedades profesionales las provocadas por comprensión o descomprensión atmosférica, trabajos subacuáticos en operadores de cámaras submarinas hiperbáricas con escafandra o provistos de equipos de buceo autónomo.

En cuanto a los riesgos de la actividad, los estudios aportados señalan que pueden tener origen en varios factores tales como las condiciones de seguridad, así como los relacionados con la toxicidad de los gases utilizados en las inmersiones, la exposición a riesgos físicos, químicos y biológicos, añadiéndose el propio hecho de someter a una sobrepresión atmosférica al organismo que puede dar lugar a accidentes descompresivos.

Los citados riesgos nos traen unos datos de alarmantes en cuanto a la siniestralidad en la actividad, debiendo señalar que en un análisis de los accidentes producidos en la actividad en un período de 24 años, las consecuencias de los mismos han sido mortales en un 48,5% y el resto supuso algún tipo de lesión incapacitante para el ejercicio de su profesión. Así mismo, el colectivo de buceadores profesionales en 2014 alcanzó  proporciones de riesgo de tener un accidente de trabajo mortal de entre 4,2 y 14,8 veces más que el resto de trabajadores de las industrias extractivas y el de entre 83,3 y 291,7 veces más que la media nacional.

Consecuentemente todo lo anterior y adicionalmente a la adopción de medidas en materia de prevención de riesgos laborales, resulta patente la peligrosidad de la actividad del buceo profesional viéndose, asimismo, influida por el factor de la edad de los trabajadores en vista de las exigencias psicofísicas para el ejercicio de la misma, así como a los efectos que produce en el organismo el prolongado sometimiento a aumentos de presión, condiciones termohigrométricas desfavorables y la toxicidad de los gases que deben utilizar en la actividad, por tanto, haciéndose necesario el reconocimiento por parte del Ministerio de Empleo y Seguridad Social de medidas para la anticipación de la edad de jubilación de los buzos profesionales